Primeras sensaciones de los mayores al entrar en una residencia
17588
post-template-default,single,single-post,postid-17588,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-15.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Cuáles son las primeras sensaciones de una persona mayor al entrar en una residencia?

residencias tercera edad madrid

¿Cuáles son las primeras sensaciones de una persona mayor al entrar en una residencia?

Para una persona mayor, el ingreso en una residencia es uno de los cosas que más dificultad desprenden. Dejar de lado su vivienda habitual, sus rutinas y lo relacionado con la cotidianidad de su vida es uno de los principales focos de discusión que giran en cualquier familia.

Para las familias, tampoco es fácil. La idea preconcebida de dejar a un familiar en una residencia de ancianos lleva consigo un fuerte sentimiento de desapego, nerviosismo e, incluso, de culpabilidad, que pueden llegar a arrastrar durante varios años.

Sin embargo, lo cierto es que alejándose de todo tipo de convencionalismos, la entrada en una residencia puede no resultar tan difícil como se piensa. Las residencias para la tercera edad en Madrid, como expertas en lo relacionado con las naturalezas que se derivan del ingreso ellas, disponen protocolos de acogidas con los que convertir la entrada en un proceso mucho más sencillo.

 

Primeras sensaciones en la residencia

Como ya hemos mencionado en la introducción, la primera sensación es, sin duda, la de abandono. La persona que entra en una residencia deriva, de su proceso de entrada, una sensación de que la familia le ha abandonado por completo a la hora de dejarlo dentro de la residencia.

Sin embargo, lo cierto es que dentro de la residencia va a ser cuando mejor se encuentre. Uno de los grandes problemas que sufren todas las personas mayores son los relacionados con la sensación de sentirse solos en su día a día. En la residencia, gracias a las demás personas que habitan en ella, además de a los cuidadores, la sensación de soledad es algo que no tiene ningún tipo de sentido (echa un vistazo a este artículo para saber más sobre este tema: «¡Qué no estén solos!«).

Una vez que hayan pasado los primeros días, los ancianos ven en la residencia el hogar que llevan tanto tiempo añorando. Compartir espacio con personas de su misma edad y, en la gran parte de los casos, con sus mismos intereses, convierten a las residencias para la tercera edad en el lugar perfecto sobre el que versar su vida.

Los avances de los últimos años, y los grandes conocimientos con los que cuentan los profesionales que conforman en la residencia, han propiciado que cada vez más ancianos vean a las residencias como el lugar del que no van a querer salir.

 

Beneficios de entrar en una residencia

 

Compañía

La compañía es, probablemente, el principal beneficio que una residencia es capaz de proporcionar al anciano.La soledad es el gran mal que acompaña a las personas de la tercera edad y que, a partir de las residencias, vamos a conseguir erradicar por completo.

 

Actividades

Junto con la soledad, el estar solo durante todo el día puede acabar traduciéndose en una atrofia tanto del cerebro como de los músculos. Las residencias como Residencia Avenida San Luis, cuentan con talles de actividades que obligarán al anciano a estar despierto a nivel mental y físico, consiguiendo estimular la actividad.

 

Dieta

Los hábitos alimenticios cobran especial importancia en lo relacionado con las personas de la tercera edad. Pese a que es uno de los aspectos que más tendemos a descuidar, lo cierto es que lo relacionado con la dieta debe de convertirse en una de las máximas prioridades que se derivan de la vejez.

Una dieta equilibrada es la llave para maximizar la calidad de vida en esta etapa. Gracias a los diferentes equipos de cocineros de nuestra residencia, nos encargamos de que todos los ancianos logren tener una dieta equilibrada, que les permita garantizar su bienestar.

 

Las residencias son el mejor lugar al que acudir cuando cumplimos un cierta edad. A consecuencia de los cuidados que se derivan de su entrada en ellas, y a los importantes beneficios que se desprenden, no podemos dejar pasar la oportunidad de vivir una segunda juventud en su interior.

Apuesta por la Residencia Avenida San Luis para tus seres queridos: es la mejor manera de garantizar una calidad de vida elevada a un nivel superior.

 

* Si quieres saber más sobre el tema, te dejamos otro artículo que se titula «¿Cómo podemos saber si ha llegado el momento de mudarse a una residencia?»

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.