La Comunicación con nuestros mayores residentes - Residencia Avenida San Luis
491
post-template-default,single,single-post,postid-491,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

La Comunicación con nuestros mayores residentes

Comunicacion con personas mayores

La Comunicación con nuestros mayores residentes

Si tenemos a algún familiar en la Residencia, esto nos va a sonar bastante familiar.

A veces la comunicación con nuestros mayores se hace difícil. Las personas mayores pierden agudeza en los sentidos, muchas veces no oyen bien, ni son tan ágiles mentales como lo eran cuando eran jóvenes. Esto nos hace pensar que ya no son la misma persona, pero en realidad, por dentro siguen siendo los mismos y sintiendo igual.

Os hacemos unas propuestas con el único objetivo de favorecer los vínculos con nuestro familiar. Además todo puede ser mucho más agradable y favorecedor en el entorno de la Residencia si la familia participa y se interesa.

–Mantener con asiduidad las visitas al familiar residente. (Cantidad)

Está demostrado que cuanto más vínculos familiares posee el residente, será menos vulnerable a padecer enfermedades, lo mismo físicas que mentales.

–Crear vínculos. (Calidad)

Hablar con cariño y hacer que se sientan a gusto, van a estar tranquilos y distraídos, y por lo tanto relajados.

También pueden interactuar con ellos participando en sus actividades. Incluso invitar a amigos o gente que haya sido importante en sus vidas para que vengan a visitarlos.

–Tratarles como siempre.

Evitar actitudes de superioridad, de indiferencia o como si fueran niños. Se trata de relaciones entre adultos que están simplemente en situaciones vitales diferentes.

–El trato afectuoso y cariñoso es muy reconfortante.

Una caricia, un abrazo o cogerle de la mano en un momento dado, puede que le reconforte de sobremanera. Quizá si le miras a los ojos al contarle algo, le lees un poema o le enseñas fotos, puedes ayudarle a sentirse mucho mejor.

Nos quedamos con una frase de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

“El respeto a la dignidad inherente a todos los miembros de la familia y sus derechos iguales e inalienables constituye el fundamento de la libertad, de la justicia y de la paz en el mundo”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.